Fotografía y retoque fotográfico

Cada fotografía puede ser una obra de arte

Tu foto, tu imagen

A menudo no somos conscientes de la importancia que puede llegar a tener una fotografía. La primera imagen que un cliente tiene de nosotros puede ser a través de nuestra foto de perfil en redes sociales o la foto de nuestro local de negocio. En una sociedad cada vez más digitalizada y más pendiente de la imagen, una buena fotografía puede marcar la diferencia entre una buena imagen y una desastrosa.

Procesado fotográfico

El procesado digital de las fotografías consiste en obtener la mejor versión de una captura ajustando parámetros como la exposición, la saturación y temperatura de color y en definitiva propiedades que se podían controlar en el proceso de la fotografía química. O al menos así lo consideran algunos fotógrafos y jurados de concursos. En teoría, una foto procesada (o revelada digitalmente) no es una foto retocada. En la práctica el procesado por zonas roza el retoque y aunque en algunos concursos no está permitido, en la realidad que vemos a diario se aplica a casi la totalidad de fotografías que vemos en comunicación.

Fotografías retocadas

La técnica del retoque fotográfico es tan antigua como la misma fotografía. Desde las primeras fotografías surgieron las ideas de dibujar y pintar sobre ellas y se aventaron técnicas como la sobre exposición para crear efectos imposibles. Como siempre la creatividad fue capaz de llevar más allá las posibilidades de una técnica que ya de por si era novedosa.

La evolución del retoque

Hoy en día casi nadie puede decir que no haya oido hablar de Photoshop. La herramienta más conocida sin duda es Adobe Photoshop aunque no se trata de la única. En función del tipo de retoque o ajuste puede ser la mejor opción o no.

Retoque profesional de fotografías

El retoque de fotografías a nivel profesional comienza siempre por un procesado de los originales pero no se detiene ahí. Se trata de conseguir el mejor resultado independientemente de si se altera la realidad. Nos encontramos a menudo con fotografías de modelos a las que se les ha cambiado la forma de la cara, las impurezas de la piel e incluso la forma y tamaño de labios, ojos y nariz. Acentuar el tono de los ojos, eliminar brillos o mejorar la iluminación son algunas de las técnicas orientadas a conseguir el resultado perfecto.

Retoque para la restauración de fotografías

Uno de los usos más comunes del retoque fotográfico es la restauración de fotografías antiguas. El paso del tiempo y a menudo la falta de cuidado de los materiales hace que lo que en su día era un precioso retrato, llegue a nuestra manos en condiciones lamentables. Las técnicas de retoque permiten eliminar desperfectos llegando en algunos casos a pintar literalmente sobre zonas perdidas de la fotografía en papel.

restauración de fotografías restauración de fotografías

Retoque extremo o “mate painting”

La creación de imágenes fotográficas a partir de múltiples originales a su vez retocados digitalmente se conoce como mate painting. A medio camino entre la fotografía, el retoque, el collage y la pintura es una técnica muy denostada por algunos fotógrafos. Sin embargo desde el punto de vista del arte es verdaderamente sorprendente y sin duda una de las mejores soluciones cuando no hay presupuesto para realizar determinadas fotografías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies